Empresa

La historia de Golosinas Superbelén se remonta a 1965 en la Calle Pruna del famoso Barrio de Su Eminencia en Sevilla. Es cuando Antonio Fernández Arjona se inicia como distribuidor al Mayor de Pipas en Cartucho.

La precaria situación de la época obligaba a grandes esfuerzos por parte de éste, los cuales le sirven para ganarse la confianza de numerosos clientes.

La constante evolución realizada origina un importante aumento de productos y servicios.

Ya está todo listo para que, en 1985, don Antonio funde Golosinas Superbelén junto a sus hijos (Antonio, Jesús, Valle, Pili, Rafa, Duvi, Belén, Fabiola y Guillermina).

Con un negocio de más de 40 años de experiencia, plenamente consolidado en la provincia, Superbelén prosigue con su andadura.

Por último, cabe resaltar la implantación de un servicio de asesoramiento de nuevas aperturas de kioscos.